Home Colangiopancreatografía retrograde endoscopica (ERCP)

Colangiopancreatografía retrograde endoscopica (ERCP)

La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica, o ERCP, es una técnica especializada que se emplea para estudiar los conductos de la vesícula, el páncreas y el hígado. Los conductos son vías de drenaje; los canales de drena- je del hígado se denominan conductos de bilis o biliares.

Durante el ERCP, el médico inserta un endoscopio a través de la boca, el esófago y el estómago hasta el interior del duodeno (primera parte del intestino delgado). El endoscopio es un tubo delgado y flexible que permite al médico observar el interior de los intestinos. Una vez que el médico visualiza la abertura común de los con- ductos del hígado y del páncreas, pasa un estrecho tubo plástico llamado catéter por medio del endoscopio hasta llegar al interior de los conductos. Luego, inyecta una sustancia de contraste (tintura) en los conductos pancreáticos o biliares y procede a tomar radiografías.

¿Cuáles son los preparativos necesarios?

Antes del procedimiento, el paciente debe ayunar por un mínimo de seis horas (y preferiblemente de un día a otro) para garantizar que el estómago esté vacío, lo cual es necesario para optimizar el examen.

Usted debe informar al médico sobre los medicamentos que toma regularmente, así como sobre cualquier alergia que pueda tener a los medicamentos. Informe al médico si es alérgico a las drogas que con- tienen yodo, que incluyen la sustancia de contraste. Si bien una alergia no impide que usted pueda realizarse una ERCP, es importante que analice este tema con su médico antes del procedimiento.

Además, no olvide mencionar a su médico si padece de enfermedades cardíacas o pulmonares, o bien otras enfermedades importantes.

¿Qué puedo esperar durante el ERCP?

Es posible que el médico le administre un anestésico local en la garganta, o bien que le dé un sedante para que usted esté más cómodo. Algunos pacientes también reciben antibióticos antes del procedimiento. Usted se recuesta sobre el costado izquierdo en una mesa de rayos X. El médico le inserta el endoscopio a través de la boca, el esófago y el estómago hasta llegar al interior del duodeno. El instrumento no interfiere con la respiración, pero es posible que usted tenga una sensación de hinchazón debido al aire que es introducido a través del instrumento.

 

¿Cuáles son las posibles complicaciones de la ERCP?

El ERCP es un procedimiento bien tolerado cuando es efectuado por médicos que hayan sido especialmente capacitados y con experiencia en la técnica. Si bien pueden producirse complicaciones que requieran la internación en el hospital, éstas son poco frecuentes. Las complica- ciones pueden incluir pancreatitis (inflamación o infección del páncreas), infecciones, perforación y sangrado intestinal. Algunos pacientes pueden presentar una reacción adversa al sedante utilizado. Las complicaciones suelen manejarse sin necesidad de cirugía.

Los riesgos varían según el motivo por el cual se realice la prueba, lo que se encuentre durante el procedimiento, la intervención terapéutica que se lleve a cabo y el hecho de que un paciente tenga o no problemas de salud importantes. Los pacientes que son sometidos a una ERCP terapéutica, por ejemplo para extraer cálculos, enfrentan un mayor riesgo de complicaciones que los pacientes que se realizan una ERCP con fines de diagnóstico. Antes de efectuar la prueba, su médico analizará la probabilidad de complicaciones en su caso.

¿Qué puedo esperar después de la ERCP?

Si usted se somete a una ERCP en forma ambulatoria, será observado para descartar complicaciones hasta que la mayoría de los efectos de la medicación hayan desaparecido. Es posible que experimente hinchazón o evacuación de gases debido al aire introducido durante el examen. A menos que se le indique lo contrario, podrá reanudar su dieta habitual.

Debido a los sedantes utilizados durante el examen, alguna persona debe acompañarlo a su casa. Aunque usted se sienta bien después del procedimiento, su criterio y sus reflejos pueden quedar afectados por el resto.

 

Por la Sociedad Americana para la Gastroenterología Endoscópica