Home Esófago de Barrett

Esófago de Barrett

El esófago de Barrett es una condición donde el revestimiento o capa interior del esófago conocido como la mucosa cambia por una que se asemeja al revestimiento del intestino delgado. Este cambio usualmente ocurre en el área cerca de donde el esófago se une con el estómago; aunque este cambio puede ocurrir también en otras áreas más arriba en el tracto esofágico. Cuando este cambio ocurre el paciente padece de esófago de Barrett. Se cree que la causa principal de esófago de Barrett es debido a una inflamación persistente en la mucosa del esósago por periodos prolongados de tiempo causada por reflujo gastroesofágico. Es importante señalar que esófago de Barrett no sería más  que una curiosidad médica si no fuera por sus posibles complicaciones tales como úlcera en el esófago, estrechez del esófago, sangrado y cáncer.

El síntoma más común de Reflujo gastroesofágico es acidez. Otros síntomas de reflujo pueden ser regurgitación de contenido estomacal, tos nocturna o recurrente, ronquera, dificultad al tragar y algunos síntomas respiratorios, entre otros. Se estima que hasta un 20 porciento de los adultos padecen de reflujo al menos dos veces por semana. Sin embargo, la frecuencia o intensidad de los síntomas de reflujo no necesariamente se relacionan con la probabilidad de una persona padecer de esófago de Barrett. Tan es así, que algunos pacientes con Barrett no tienen síntomas de reflujo, aunque si es muy probable que refieran haber padecido de estos síntomas de forma persistente anteriormente. Se cree que aproximadamente de 10 a 15 porciento de los pacientes con reflujo gastroesofágico van a desarrollar Barrett.

Esófago de Barrett es dos veces mas común en hombres que en mujeres. Es mas frecuente es personas de tez blanca que han padecido de síntomas de reflujo por varios años y también es mas común en pacientes que desarrollaron reflujo gastroesofágico a una edad joven. Por esta razón aquellas personas de 50 años o mas con reflujo persistente o que hayan necesitado del uso medicamentos para controlar la acidez por mucho tiempo deben ser evaluados para ver si tienen esófago de Barrett.

Existen dos tipos principales de Cáncer de Esófago: adenocarcinoma y Cáncer escamoso de esófago. El Cáncer Escamoso usualmente ocurre en aquellos pacientes fumadores crónicos  ya sea de cigarrillo o de tabaco y en aquellos pacientes que abusan de alcohol. Por otra parte, el adenocarcinoma de esófago usualmente es el que esta asociado a pacientes con reflujo crónico. Muchos estudios señalan que la mayoría de los casos de adenocarcinoma de esófago comienzan en el esófago de Barrett. La frecuencia de adenocarcinoma de esófago esta aumentando en la población actualmente. Afortunadamente, la mayoría de los pacientes con Barrett no van a desarrollar cáncer de esófago, solo 0.5% por año,  aunque este riesgo es mayor que en la población general. Si usted es diagnosticado con Barrett no hay razón para alarmarse, es muy probable que nunca desarrolle cáncer.

Hoy en dia, el diagnostico definitivo de Barrett solo puede ser hecho mediante un procedimiento conocido como una Endoscopia. Mediante este procedimiento, el gastroenterólogo va a introducir un tubo delgado y flexible por la boca hacia el esófago, estómago y duodeno. Para este procedimiento lo van a sedar. Las imágenes que capta el endoscopio se van a ver en un monitor de video y el medico va a evaluar si hay cambios en la mucosa del esófago que sean compatibles con esófago de Barrett. Si su medico sospecha que tiene Barrett le tomara una biopsia. Esta biopsia es necesaria para realizar el diagnostico. Esta biopsia deberá ser evaluada por un patólogo. Algunos pacientes con esófago de Barrett pueden desarrollar un cambio en la mucosa conocido como displasia. Este cambio se considera precanceroso. Existen tres tipos de displasia: displasia severa o “high grade dysplasia”, displasia leve o “Low grade dysplasia” e indeterminada o “indefinite dysplasia”.

Aunque ya mencionamos que el riesgo de desarrollar cáncer de esófago en pacientes con Barrett es muy bajo, el ser diagnosticado con esta condición es una indicación para que su medico le recomiende realizarse endoscopias con biopsias  de una forma mas frecuente. Si no se le encontró displasia, la endoscopia con biopsia debe de realizarse al menos cada dos años. Si se le encontró displasia, su gastroenterólogo le recomendara que se examine mas frecuentemente.

En la actualidad, existen varios medicamentos para controlar la cantidad de acido que se produce en el estomago y de esta manera controlar los síntomas de reflujo. En aquellos casos donde no se puede controlar adecuadamente los síntomas de reflujo se puede considerar cirugía. Si usted se le diagnostico con Barrett debe ser tratado con medicamentos para controlar la acidez. Sin embargo, ni los medicamentos actualmente disponibles para controlar la acidez ni la cirugía para controlar el reflujo van a revertir la presencia de Barrett ni tampoco el riesgo de cáncer. Existen otros tratamientos para destruir el tejido de Barrett del esófago tales como la ablación por radiofrecuencia, ablación termal, crioterapia, y el uso de luz y agentes químicos especiales como la terapia fotodinámica. Desafortunadamente, estos otros tratamientos no están ampliamente disponibles, algunos su efectividad ha sido cuestionada y otros poseen riesgos potenciales para algunos pacientes.

Si usted padece de reflujo persistente o ha necesitado del uso frecuente de medicamentos para controlar la acidez consulte con su gastroenterólogo.

 

Rafael Solís Mounier, MD